Páginas

martes, 1 de mayo de 2018

FLUJOS DE TRABAJO BIM


El futuro nos indica que todo puede ser “inteligente” y “domótico”, llegó el momento y los tiempos de las Smart Cities, estamos pisando futuro.  En la actualidad observamos cada día una tendencia al desarrollo de proyectos con metodología BIM, no solo en viviendas, sino que también en proyectos civiles, puentes, presas, depuradoras, cárceles, fábricas, universidades, instalaciones y complejos ferroviarios, etc.

En esta entrada vamos a considerar si debemos usar en determinados proyectos BIM conjuntamente con SIG. Y vamos analizar, a modo de ejemplo, cómo sería el flujo de trabajo de un proyecto de ferrocarril de 500 Km.

Empecemos valorando la necesidad de integración BIM–SIG. Utilicemos una comparación, la microeconomía estudia, desde el punto de vista económico, la forma en que una persona, empresa o familia toman sus decisiones y lo que éstas decisiones traen como consecuencia, es decir se enfoca en el análisis del comportamiento de las unidades económicas, como las familias o consumidores, y las empresas, en el mundo de la AEC esta unidad seria el proyecto.


Cuando agrupamos muchas de estas unidades económicas tenemos macroeconomía, es decir la necesidad de buscar y dar respuesta al comportamiento y la forma en que decide todo el conjunto. En nuestro caso podemos poner de ejemplo las infraestructuras de aguas de una ciudad, donde existen EDAR, ETAP, canalizaciones, etc. Un proyecto de EDAR se realizaría en BIM / VDC y todo en entramado de infraestructuras que tenemos se valorarán con SIG.

Pues bien, BIM sería la “microeconomía” y SIG será el símil de la macroeconomía, donde tendremos la información para tomar “macro soluciones”.  En un diseño de una casa de un particular no es importante, pero cuando tratamos de e una compañía de aguas de una gran ciudad, instalaciones ferroviarias, sistemas de canalización y riego, infraestructuras ferroviarias y en general en cualquier gran infraestructura es importante y facilita las tomas de decisiones por parte del staff.

Una vez analizado la posible necesidad del uso conjunto del BIM / SIG, vamos a valorar el proceso de trabajo y para ello vamos a utilizar el ejemplo de un nuevo trazado de ferrocarril comentado.

Empecemos con la problemática, vamos a señalar lo que más falla poder abordar el origen del caos. En general la falta de un flujo de trabajo adecuado es el origen de estos conflictos, el popurrí de CAD, BIM y SIG, la falta de habilidades para un manejo adecuado de los datos generados por todos estos sistemas es un problema creciente o que simplemente esta información es errónea y la falta de detallado o definición.

Hay que reconocer que el desconcierto gobierna en algunos proyectos donde se trabaja en BIM, re retoca en CAD y se computa en una hoja Excel generada con mediciones en obra de forma improvisada, todo sin una exhaustiva coherencia o lógica. Existen proyectos donde no podemos hablar de las ventajas del BIM, sino de todo lo contrario, de un incremento de gasto e incluso de problemas.

Volviendo a nuestro ejemplo de infraestructura ferroviaria, vamos a reseñar de forma genérica cual sería el flujo adecuado.

En primer lugar, comencemos por la captación de datos, en este punto iniciaremos con vuelos de dron para un levantamiento de información del terreno con fotogrametría y nos ayudaremos con láser. LIDAR (light detection and ranging) es una técnica de teledetección óptica que utiliza la luz de láser para obtener una muestra densa de la superficie de la tierra produciendo mediciones exactas de x, y, z. LIDAR nos ayudará evitando las “zonas de sombra”, viendo debajo de la vegetación, detectamos los cables del tendido eléctrico, telefónico u nos aportará una precisión altimétrica gran calidad.

¿Usaremos solo LIDAR? No, lo complementaremos con fotogrametría y topografía y en algún caso, cuando existan caudales de agua que afecten y sea preciso, usaremos batimetrías.

La fotogrametría nos permitirá obtener las características geométricas y espaciales de un área u objeto a partir de varias fotografías. La fotogrametría también nos dará la definición de bordes en las edificaciones, y el peso del archivo informático es menor que en láser. La solución mixta incrementará la precisión de datos.

Finalizado el proceso de captación se inicia la depuración de la información recogida y obtendremos modelo 3D de vectores y texturas, modelos digitales del terreno y de elevaciones (MDT y MDE), ortografías aéreas y curvas de nivel, la mayoría es editable, estarán en su magnitud adecuada y lo podemos procesar en CAD.  

Con el modelo de vectores podemos buscar las relaciones de estos elementos con familias de Revit o con recursos de Civil 3D y programando unos scripts, podemos hacer que los modelos se rehagan conforme a las coordenadas que a su vez ha sido sacadas del modelo de vectores y que a su vez hemos conseguido mediante técnicas fotogramétricas. En el caso de no controlar el tema de scripts, se puede proceder igual de forma clásica, utilizando esos vectores como referencias externas.

Con el modelo 3D disponible, llegarán los necesarios estudios de riesgos (inundaciones y derrumbes), se analizará el impacto medioambiental, el estudio geológico o suelo, y con todo ello el Director Técnico generará una propuesta de recorrido.  Esta primera propuesta precisará del desarrollo de infraestructuras como puentes, estaciones, túneles, viaductos y otros elementos que condicionan el diseño.

En este primer recorrido que será un proyecto básico avanzado, se modelará y se adaptará hasta un LOD300 y se enviará a las ingenierías correspondientes y se incrementará el proceso colaborativo con el resto de actores del proyecto. Estas ingenierías y cualquier otro colaborador deberán de cumplir con un estándar de trabajo que estará desarrollado en un Plan de Ejecución BIM del proyecto y se les aportará el soporte necesario.

En este punto ya debemos iniciar la personalización del modelo a las necesidades del proyecto de construcción, es decir, aquí debemos generar el traje a medida, no existen dos proyectos iguales. En cuanto a la información, hay que hacer un organigrama o árbol programático de los campos de información que tenemos, de los que queremos y de las relaciones entre ellos, todo precisará una trazabilidad plenamente identificable.

En toda esa fase de estudio, el nivel de detallado podrá no superar el LOD300, pero ante el proyecto de construcción, debemos incrementar el detallado a LOD 400. Sé que mucha gente opina que el LOD400 solo se hace si se pide expresamente, si es totalmente necesario o argumentarán que lo haga la contrata. Pues bien, de todos los problemas que surgen en los proyectos con BIM, muchos de ellos vienen derivados precisamente por la falta en tiempo y forma de un detallado adecuado para construir. Soy consciente del importante incremento de coste que significa un LOD400, de la complicación, pero a mi juicio existe esa necesidad técnica, aunque contractualmente no nos haya sido exigido o esté definido en algún párrafo confuso de alguna página del pliego de condiciones.

Cuando llegamos a este punto y tenemos todo lo anterior resuelto es cuando podemos valorar la rentabilidad del BIM, ahora es cuando tendremos las mediciones, la comunicación, los tiempos, los conflictos, los planos de ejecución, las proyecciones económicas, etc.

No olvidemos que la calidad de esta geometría e información es la que ayudará a la detección temprana de conflictos, a una información real, ayudará a reducir el cronograma del proyecto y el coste económico. ¿Ventajas?, muchas, pero hay que llegar a este punto y no olvidar que cada dólar invertido en un buen BIM sin duda se multiplicará.

El siguiente paso, es integrar toda esta información el sistema SIG.  En el proyecto trabajaremos con Navisworks, pero existe un momento en que ese modelo debe unirse al SIG del cliente para su seguimiento y toma de decisiones. En concreto con proyectos de este peso ESRI nos permitirá trabajar en equipo con proyectos que se pueden compartir mediante ArcGIS Pro.

En un futuro, las administraciones publicas solicitarán los proyectos en ficheros digitales y serán usados para que esos modelos BIM integrados en SIG sean aprovechamiento por las unidades tributarias, catastro, registro de propiedad, por bomberos, por compañías suministradoras de agua y una larga lista de posibles usos que es lo que conformará las ciudades inteligentes.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión si que importa